Cody Kavanagh

CODY KAVANAGH

Historia:

¡¿Qué pasa colegas?! Me llamo Cody, os voy a contar un poco de mi movida. Tengo 18 años y he crecido y vivido casi toda mi vida en ese boquete mugriento de hippies, vagabundos, yonkis, punks y rebeldes al que llaman “La Comuna”. Nos os paséis por allí tronco ese sitio apesta que flipas y hay un montón de bujarras.

La verdad es que como os podéis imaginar no tuve muchas oportunidades en la vida, con un padre anarquista - antisistema y una madre que está como una puta regadera y se metía todo lo que encontraba por el suelo. Mi padre murió cuando yo tenía 12 años, unos placas le pegaron tres tiros mientras intentaba quemar un puto patrulla. ¡Ese cabrón estaba loco! Como (le echo de) molaba…

Antes de la comuna vivíamos en una caravana que se caía a pedazos pero cuando murió mi padre acabamos en el boquete que os he dicho (por decisión de la yonki a la que le tengo que llamar madre). Cuando llegamos allí odiaba ese sitio, me obligaban a currar (puta explotación infantil colega) pero poco a poco me acostumbre y al fin y al cabo no tengo otra cosa. Los hippies de la comuna como Crow, Ash y el resto de julais, empezaron a enseñarnos algunas cosas como luchar contra el sistema, odiar a los maderos, cuidarnos entre nosotros y que las drogas son la ostia. Si os digo la verdad casi todo lo que sé, lo aprendí leyendo el diario de mi padre (no sabéis lo que me costó leerlo). El me enseño todo lo que soy hoy, me enseño a no ser un puto borrego más, a luchar contra el sistema, lo que es la anarquía (cosa que no puedo explicarle a unos inutiles como vosotros), a robar mierdas, hacer graffitis, joder a los pringaos, pasar drogas y sobre todo a pisarle la cara a los maderos.

Cuando crecimos, los niños de la comuna intentamos salir de ahí para poder avanzar un poco. Seguimos visitando la comuna casi todos los días (les tenemos cariño) pero ahora okupamos casas, podemos tener teléfono fuera de ese boquete, robamos lo que podemos, pegamos palizas al pijo que se equivoque con nosotros, jodemos a los maderos y siempre andamos en nuestras burras rodando por ahí aunque no tengamos ni para echarles sopa.

Mis colegas son Axel (el maricón), Mamadou (el mono), May (la zorra). A veces nos acompañan algunos de la comuna , Antoñito (el puto payaso que me pego delante de mis colegas, como lo odio) o Kurko (el yonki sidoso).

Esta es mi historia colega y espero que no te cruces con nosotros si eres un madero o un pijo de los cojones.



Psicología:


Cody tiene un pensamiento antisistema y rebelde, le flipa la anarquía. Odia todo lo que tiene que ver con el sistema, los maderos (que mataron a su padre) y los putos pijos. No le gusta expresar sus sentimientos delante de los demás y odia que le dejen en ridículo delante de sus colegas. Es muy impulsivo e inestable debido a los traumas de su infancia y las drogas que consume, a veces puede ser bastante agresivo. No se fía un pelo de los desconocidos, es fiel a sus hermanos de la comuna aunque les esté insultando y faltando al respeto continuamente. Le cuesta ponerse en la piel de los demás y respetarlos por ser diferentes a él, aunque se vea frío puede llegar a querer a su gente. Es un chaval al que le gusta hacer daño y destrozar, es maleducado, desafiante, le gusta llamar la atención, se cree que todo el mundo está en su contra y se hace el chulo pero en el fondo le falta el cariño que no le dieron sus padres.



2 Me gusta